¿Podría tener un Trastorno del Procesamiento Sensorial? ¡Mi hijo lo tiene!

Articulo original en Inglés aqui.

 

He escrito esta entrada de blog una y otra y otra vez en mi cabeza. Hasta ahora, no lo he publicado porque no es completamente mi historia para contar. Mi hijo es el personaje principal de este cuento y espero honrarlo al compartirlo hoy. Quizás encuentres respuestas aquí hoy también.

 

La historia de fondo

Hace casi exactamente seis años, di a luz a mi segundo hijo, un hermoso bebé. En las primeras horas de su vida, bostezó y vi hoyuelos. ¡Hoyuelos! ¡Esperas 10 dedos y 10 dedos, pero esos hoyuelos! Él tenía mi corazón ese día.

 

Es un gran honor ser madre y hay muy pocas cosas más dulces que un bebé: tu bebé. Lo abracé y lo inhalé. Ay, este chico mío!

Rápidamente mi bebé de ojos azules se convirtió en un bebé "dificil". Odio etiquetarlo. No estoy seguro de saber siquiera lo duro que era en ese momento. Me di cuenta de lo "fácil" que había sido mi hija. Mi pequeño hombre tuvo un mal caso de reflujo. Comía y vomitaba todo el día. Le daba de pecho continuamente. Solo podía quedarse dormido en el pecho o con mi esposo meciéndolo en una habitación oscura mientras cantaba "Battle Hymn of the Republic" - historia real. Mi pequeño hombre solo se quedaba dormido en su columpio, haciendo que lo sacudiera toda la noche.

 

Como un niño pequeño, luchamos con rabietas. Estas rabietas eran excesivas y extremas. Todo lo enviaba al límite: cortarle el pelo o las uñas, cepillarle los dientes, ponerle los zapatos e incluso cargarlo de la manera equivocada. Tuve que cortar la tostada de la manera correcta y preparar la leche con chocolate correctamente. Siempre quería algo azucarado, picante o crujiente. Encontraría su pequeño cuerpo de 3 años escalando la despensa para alcanzar lo que él quería. Puse un candado en la despensa.

 

Me preocupaba que él jugara con amigos. Hubo frecuentes golpes y mordidas. Fue expulsado de la clase de guardería en la iglesia una vez.

 

Pensé que era "solo un niño" y traté de tener la energía y la paciencia que necesitaba para ser su madre. Luego tuve mis hijos gemelos. Los dos juntos fueron más fáciles que mi primer hijo.

 

En preescolar, no podía mantener sus manos para sí mismo. Constantemente se metía en problemas y molestaba a la gente. Él entendía el concepto de espacio personal, pero nunca podría aplicarlo. Su cantidad de energía era intensa. Un día traté jugar rudo con él, pero eso lo energizó excesivamente y no pude tranquilizarlo, hizo que el resto del día fuera tan difícil. Finalmente, dejé de interactuar con el. (Tan triste que me desentendiera así). Solo pude lograr que se detuviera y mantuviera sus manos para sí mismo con el videojuego Minecraft o un programa de televisión basado en la ciencia.

 

Siempre estaba metiéndose en problemas. Me sentí como si todo el día discutíamos, y nos gritábamos el uno al otro. ¡Lo cual es triste, porque es un niño increíble!

 

¡Él tiene esta chispa en sus ojos! Le encanta conocer gente nueva y hacer amigos. Es un gran jugador de fútbol y un apasionado del medio ambiente. Ah, y ¡él es tan inteligente! Aprende en grandes trozos y se vuelve loco por los dinosaurios. Él puede decirte algo sobre los periodos Triásico, Jurásico y Cretácico. Él conoce detalles y hechos sorprendentes sobre los animales. ¡Primero aprendió sus colores en español y ha estado haciendo matemáticas en su cabeza durante años!

 

Sentirse Desamparado.

 

Recuerdo que lo llevé para sus vacunas de kínder. Lo tenía a él y a sus hermanos gemelos de 2 años en la habitación. El médico vino a tratar de hablar conmigo, y mi hijo estaba dando saltos por la habitación como un mono con cafeína (no es que realmente sepa cómo actúa un mono con cafeína, pero estoy seguro de que mi hijo se parecía a uno ese día). El doctor y yo no podiamos mantener una conversación coherente. Me miró con ojos preocupados y dijo: "¿Te preocupa cómo le irá en la escuela?"

 

 ¡¡Claro que me precocupa!!

 

Él cumple años en Agosto y ya lo habíamos dejado en casa y año extra. Estaba yendo a un bonito preescolar para ayudarlo a prepararse. Sin embargo, odiaba la escuela y odiaba practicar la escritura o colorear Podía leer, pero le costaba permanecer sentado y concentrarse en la lectura (sin embargo, podía concentrarse en un documental científico durante horas). ¡Leí libros como Parenting With Love and Logic y 1,2,3 Magic! Intenté inscribirlo en karate, pero como intentó golpear a su sensei, decidimos que ese no era el mejor lugar para él.

 

Su maestra de preescolar me dijo (¡solo durante el último mes de la escuela) lo difícil que era en clase y lo irrespetuoso que era constantemente con ella! (¡Le había preguntado todas las semanas cómo estaba él! ¿Por qué no había dicho algo antes? Creí que estábamos progresando).

 

Por supuesto que me preocupaba el Kindergarten. Y ahora el kindergarten comenzaba en 6 meses y a él no “se le habîa quitado con la edad" como yo pensaba. Pero nadie realmente tenía alguna respuesta.

 

Un domingo, mi hermano y yo estábamos hablando de nuestros hijos. Mencioné mi preocupación y me pregunté si tal vez mi hijo tenía TDAH (se trata de un problema familiar), aunque en realidad no pensé que lo tuviera. O tal vez era bipolar, aunque tampoco estaba seguro de que fuera eso.

 

Pero ¿por qué no podía hacer que se guardara las manos para si mismo? ¿Por qué siempre era demasiado rudo con todos a su alrededor? ¿Por qué sería dulce un minuto y furioso al siguiente? ¿Por qué lanzaba berrinches como un niño de la mitad de su edad? ¿Y cómo iba a enviarlo realmente al jardín de infantes para que fracase en el sistema de escuelas públicas? Podía manejar a un niño enojado en la mesa de mi cocina durante el desayuno, pero no podía esperar que un maestro lidiara con eso en el aula. ¿Y qué si golpea a su compañero de clase como siempre lo hizo con su hermana?

 

Entra el Desorden de Procesamiento Sensorial.

 

Unos días después de esa conversación con mi hermano, mi hermano encontró un sitio web sobre algo llamado trastorno de procesamiento sensorial  y me envió un mensaje de texto, instándome a que lo revisara. Cuando lo hice, el sitio estaba gritando sobre mi hijo.

 

El Trastorno de Procesamiento Sensorial, según la Fundación SPD, "es una condición que existe cuando las señales sensoriales no se organizan en respuestas apropiadas." Aprendí rápidamente que en realidad tenemos SIETE sentidos: vista, olfato, gusto, táctil, auditivo, vestibular y proprioceptivo.  Y los niños pueden ser buscadores sensoriales o que evitan los sentidos. Incluso puede ser un buscador sensorial de ciertos sentidos y un sensor que evita en otros.

 

Unos meses más tarde y eventualmente mi pequeño hombre fue diagnosticado con un trastorno moderado del procesamiento sensorial. Es un buscador sensorial y necesita mucha información sensorial extra en los sentidos textiles, propioceptivos y vestibulares. PERO tenemos que hacerlo bien, se llama dieta sensorial.

 

La semana que hicimos su terapia ocupacional fue incorrecta (¡no sabíamos nada todavía!) y le dimos la entrada vestibular primero y el trabajo pesado despues fue más que horrible! Sabía que estábamos en problemas porque estaba experimentando sobrecarga sensorial incluso antes de que saliéramos del gimnasio. Sus ojos se iluminaron y su actitud cambió. No pude detenerlo por casi una semana.

 

Por ejemplo, durante esa semana lo llevé al supermercado y él tuvo 6 peleas físicas con su hermana y 3 berrinches totales. Estoy hablando de las grandes crisis feas. Sabes que lo has visto y pensado: "ese chico loco está fuera de control; ¿No puede su madre controlarlo? "Bueno, él era ese chico loco y yo era esa madre. Y la respuesta es: "no". No pude controlarlo. No tenia  posiblilidad de ganar.

 

En una  de estas rabietas, literalmente estaba gritando como un niño pequeño, sentado en el suelo en el medio del pasillo, todos caminando alrededor de él. (¿Mencioné que fue un sábado ocupado?) Estaba furioso porque no llegó a elegir su sabor a puré de manzana. La próxima rabieta que traté de detener antes de que se volviera loca cayendo al suelo, la fruta enlatada a mi lado, y lo agarré y lo abracé fuertemente. A veces la presión profunda puede ayudarlo. Este día no sirvió de nada. Estoy seguro de que fue bastante el sitio para ver: yo empujando mi carrito, bolso y todo, a un lado y agarrándolo y clavándolo en la esquina, apretándolo y meciéndolo mientras gritaba amenazas a todo pulmón.

 

Esa semana estaba llena de muchas lágrimas, las suyas y las mías. Pero de una manera loca, es tan agradable saber que hay una "razón" para gran parte de su comportamiento. SPD explica mucho.

 

El Progreso

 

He leído muchos más libros para padres, pero ahora son del tipo que realmente pueden ayudarlo. Él ve a un terapeuta ocupacional y estamos muy centrados en el "trabajo pesado" y la "rutina". Descubrimos que el columpio de lycra es increíble para él y una pequeña carrera de carretilla o caminatas de cangrejo también hacen la diferencia. Todavía es un juego de adivinanzas para descubrir su dieta sensorial, pero lo estamos haciendo bastante bien.

 

Durante casi dos semanas, el chico dinámico, divertido e increíble del que me enamoré hace tantos años ha venido a jugar de forma constante y cotidiana. Por primera vez en casi seis años, constantemente duerme en su propia cama, ¡incluso se queda dormido solo! En serio, son 5 años y 11 meses que tuvo problemas para dormir (y eso significa que también tuvimos problemas para dormir bien).

 

Pero la parte que me hace llorar y me da orgullo: ¡su maestra de kínder dice que está haciendo cosas increíbles!

 

¡Esta funcionando! ¡Está dando sus frutos!

 

Todavía tenemos berrinches, pero son apropiados para su edad. Todavía pelea con sus hermanos, pero son peleas normales. Y aún podemos tener malos días cuando arruinamos su dieta sensorial. Todos los días trabajamos para prepararlo para el éxito pero mi corazón canta sabiendo lo lejos que hemos llegado ... cientos de oraciones después.

 

Hablo el idioma de mi hijo ahora. Finalmente lo entiendo de una manera que nunca antes lo hice. ¡Veo el mundo más como si él lo viera y me he enamorado de mi pequeño de nuevo! Él es mi luz y mi alegría. Él trae humor y brillantez a mi vida como nadie más puede. Mi corazón canta.

 

Este articulo fue escrito originalmente por Nicole Carpenter para su blog en http://www.momentity.com/, me pareció tan importante que decidí traducirlo para madres Latinas. Por favor visita la página de Nicole para más información y gracias a ella por su valentía en compartir lo que la mayorría prefiere callar.

Please reload

Our Recent Posts

Dan Zanes' House Party: a treasure for families everywhere!

March 17, 2019

Yo tuve una pérdida de embarazo... igual que Michelle Obama, igual que el 25% de nosotras.

November 11, 2018

¿Podría tener un Trastorno del Procesamiento Sensorial? ¡Mi hijo lo tiene!

August 28, 2018

1/1
Please reload

Tags

©2018 MUSICOTERAPIA FUNCIONAL. SANTIAGO DE QUERÉTARO y CIUDAD DE MEXICO, MEXICO